martes, 25 de diciembre de 2012

¿Espiritu Navideño?

 
 
 
La mañana amaneció como cualquier otra... con la diferencia que realmente era mañana y no tarde como suelo levantarme. Eran las 6:30 de la mañana del 24 de Diciembre del presente año... motivo de mi despertar tan presuroso: tener que ir a trabajar temprano. Debía entrar a las 7, pero yo, tarde como siempre, llegué a las 8... mi jefe no dijo nada.
 
El día comenzó tenso... la gente entraba y salía... algunos te deseaban una feliz navidad, otros ni las gracias te daban. Los problemas personales de uno de los trabajadores ocasionó que las cosas fueran empeorando... sin mencionar que en el local trabajaban también su hermana y enamorada. Todo se sentía ajustado, quería salir corriendo del lugar... salir y no regresar.
 
Luego de mi hora de comer, las cosas continuaban igual... pero traté que esto cambiase. La tarde le continuó un poco lenta y por momentos rápida... conversas por aquí y por allá, la volvían amena... y hacía olvidar que era noche buena. Salimos una hora antes de lo acostumbrado... luego de desearle una feliz navidad al jefe y compañeros, me dirijí a mi recinto para prepararme para la noche*.
 
Era la primera navidad que pasaríamos en la casa nueva... salvo mi hermano quien en otro país se encuentra. Pensé que la pasaría triste o amargo, ya que así me encontraba los días previas a la noche buena... pero algo pasó esa mañana para que mi estado de ánimo cambiara. La cosa es que algo en mí cambió... y eso ayudo a que disfrutara la noche con emoción.
 

Capaz no habrá sido el mejor día laborando...
quizás tampoco haya comprado los más exquisitos y costosos regalos...
pero estar en armonía con mi familia, por primera vez en días... 
viendo los fuegos artificiales desde la terraza, es lo que realmente cuenta! 
 
 
Luego de pasada la medianoche, nos dirigimos a la casa de mi abuela a reunirnos con la demás familia para cenar (aquí se cena después de la 12)... aunque había comenzado a lloviznar, eso no impidió que llegaramos a saludar a los demás. No soy de comer pavo, usualmente como pizza para estas fechas... pero la pasé bien con ellos viendo los videos del 'pollito pio'.
 
Volvimos temprano a casa, pues estabamos cansados... pero entrar un 'toque' (momento) a internet, no es lo mío... pues me quedé hasta las 6 de la mañana en linea. Me levanté al promediar las 3 de la tarde, hora que bajé a almorzar y esperar la llegada de mi familia por parte de mi madre, quienes se reunirían para hacer el intercambio de regalo (el juego del amigo secreto).
 
Más tarde me reuní con mi amigo Rogger con quien estuve 'dando vueltas' (paseando) por el centro para después dirigirnos al cine donde trabajé y terminar comiendo en el KFC. Y así terminé estas fiestas navideñas... quizás no fueron las mejores, pero tampoco las peores. Lo importante es pasarla con personas que uno quiere y que le quieren.
 
 
*Aquí en Perú, celebramos la navidad del 24 para el 25 en la noche...
cuando el reloj dan las 12, todo el mundo se saluda...
el cielo se ilumina por los distintos fuegos artificiales que lanzan la gente alrededor...
y luego de abrir los regalos (que usualmente solo los niños reciben), toda la familia se junta en la mesa para comer...
el pavo, el panetón y el chocolate caliente... aunque sea verano!
 
 
 Un video que muestra como se ve el cielo de Lima, Perú a la medianoche del 25
ojo: el video NO es mío
 
 

 

jueves, 20 de diciembre de 2012

Trabajo duro!

Hacía 5 años que no volvía a pisar ese almacen... aquel almacen que fue parte de mi joven vida, 5 años atrás. Estaba diferente, me sentía diferente, yo era diferente... ya no era aquel niño de 16 años que entró aquella vez... inocente, testaduro, ingenuo... que hacía las cosas pero no quería aprenderlas. Hoy, era un joven quien entraba a ese lugar... dispuesto a aprender y verdaderamente a trabajar.
Estoy hablando del trabajo donde me encuentro actualmente... que no es nuevo, sino que fue el primer trabajo que tuve. Me lo consiguió mi hermano por medio de una amiga suya... quien se convertiría en una gran amiga mía los 9 meses que duré trabajando en dicho lugar. Era una tienda de golosinas al por mayor... y mi trabajo consistía en atender al público y el almacen.
Hoy, esto no ha cambiado... el trabajo sigue siendo el mismo, pero yo no soy el mismo. En aquel entonces trabajaba por rebeldía, pues no quería estudiar... esta vez trabajo por necesidad. No, no es que me estoy muriendo de hambre ni nada de eso... sino que estoy juntando dinero para un viaje que planeo hacer el próximo año.
Aquel entonces trabajaba 5 horas (medio tiempo), hoy trabajo 8 (tiempo completo) en las tardes. Es más que todo por campaña navideña, ya que en estas fechas... el que menos compra golosinas para las distintas actividades navideñas como las famosas 'chocolatadas' que aquí en Perú. Al comienzo me eran extenuante, pues sentía las horas pasar lentamente... ahora ya me habitué y la hora pasa normal... incluso rápido cuando hay bastante gente por atender.
Los dueños de dicho local son una pareja de esposos con 2 hijos menores... me ha sorprendido el cambio de carácter que han tenido en estos años: ya no es aquel jefe que se irritaba facilmente cuando no entendías lo que te pedía... ya no es aquella jefa que sin soltar ninguna lisura, te decía tu vida entera. No digo que hayan sido malos, sino que ahora son más tolerantes que antes... quizás por el mismo pasar de los años.
No puedo decir que me gusta plenamente trabajar allí, pues no es lo que quiero para mi vida... pero me siento agusto por el momento, total es solo este mes y quizás el próximo, aún no lo sé. Hay días buenos y otros malos... días cansados y otros más relajados... pero algo que sí he notado es que ahora atiendo con más amabilidad que antes. Digo, antes atendía desganado... y ahora, aunque este cansado o fastidiado, siempre muestro una sonrisa.
Lo malo es que me quita practicamente todo el día, ya que entro en la tarde y no salgo hasta promediar las 10 de la noche... es extenuante, pero ya me he acostumbrado. No pensé volver a trabajar en dicho lugar... pero es una experiencia más. Qué feo es trabajar por una necesidad, pero lo bueno es que la recompensa vendrá al final... o no?

jueves, 13 de diciembre de 2012

Herido, frustrado, fastidiado... pero ¿vencido?




Quisiera escribir muchas cosas... podría contar otras... pero la verdad es que no hay mucho de ninguna. Las cosas han cambiado... he dejado de estudiar, cosa que quizás continúe más adelante, y me he puesto a trabajar para juntar dinero y así realizar un viaje que planeo hacer... pero que esta vez, no será de placer.

Mi familia se ha mudado a un nuevo hogar... un departamento de 3 pisos que todos los que lo han visto, han quedado fascinados con él... pero yo no me siento a gusto allí. Quizás sea por la rencilla que tuve con mi padre antes de mudarnos, la razón por la cual no quiero estar allá. Me encuentro resentido por las palabras que me dijo...

No entiende que tener una casa propia (en este caso un departamento) siempre fue su sueño, mas no el mío. Mi sueño, cuando chico, siempre fue que al llegar a mi juventud, yo debería vivir independiente de mis padres... ejerciendo una profesión, manejando un carro y viviendo la vida que todo joven quisiera tener. 

El resentimiento hace que no disfrute de la nueva casa... porque no quiero estar allí, no quiero verlo (a mi padre)... de hecho, casi nunca lo veo pues él sale a trabajar muy temprano y yo llego de trabajar muy tarde  cuando ya está durmiendo. Pero no quiero que este resentimiento afecte a personas que no tienen nada que ver... sobre todo a esa persona que tanto me apoya y ayuda, aun cuando no lo merezca... mi madre.


"Son mis errores...
 son mis fracasos...
 son estos miedos que yo llevo en mi interior...
 es el sentirme menos o más que otros...
 es no aceptarme así como soy...
 esos momentos que me he sentido solo...
 son esas cosas que nunca tuve y las que perdí".


Hemos entrado al último mes de este año y siento que las cosas no están terminando como empezaron. Perdí la fe y esto fue una excusa para olvidarme de mí mismo... quiero decir: mis ideales, proyectos y sueños. Me dejé arrastrar por la corriente... sin llegar nunca a puerto seguro. Herido, me encuentro herido... resentido con la vida... con todos... y conmigo mismo.

Frustrado, me siento frustrado... por no haber sabido pensar antes... por no haber estado seguro de lo que quería. Por no haber alcanzado el sueño (arriba) mencionado. Pero nunca es tarde para comenzar de nuevo... al menos eso ahora me digo. Durante mucho tiempo me sentí viejo al pensar en hacer cosas que quería hacer... pero hoy veo lo equivocado que estaba.

Mas aún me falta vencer ciertos obstáculos para alcanzar dichos sueños... sueños (que no estoy mencionando) que a muchos les parecerá ridículos (sobre todo a mi padre)... pero son míos. Tengo que vencer ciertos complejos para atreverme a hacer lo que quiero realmente hacer... ser más perseverante para luchar por lograrlos... y priorizar las cosas para alcanzarlos.

Me he aislado de mis amigos... no porque he querido, sino las circunstancias y estado de ánimo, así pusieron... espero volver a contactarlos. Siento que me he vuelto un poco más frío... no sé si será bueno o malo, pero siento que estoy más frío...

viernes, 23 de noviembre de 2012

Lo peor que puedo hacer!




Era noche ya, llegaba de andar... de pensar cómo estaba evadiendo mis responsabilidades y el miedo que me provoca enfrentar las adversidades que, hasta ese momento, se me presentaba. Decidí fumar entonces, "uno no me hará mal" me decía... calma mis nervios aunque termina alterandolos desde luego... mas no importa, hacía tiempo que no lo hacía...
 
Caminaba por las calles ya poco transitadas... pensando, soñando, imaginando cosas... terminé mi 'pucho' (cigarro) y quería otro... mas un problema, tenía la necesidad de miccionar. "Entro un momento a mi casa, micciono y con las mismas salgo" me dije... sin contar que antes de salir me encontraría con mi 'viejo' (padre) quien me preguntaría sobre mis decisiones hasta ese momento.
 
¿Decisiones? dije para mí... ¿qué decisiones... si no sé que voy a hacer?... mentí, entonces, lo mejor que sé hacer en estos casos. Me habló normal, ya no se exaltó ni mucho menos me jodió... dijo que contará con su apoyo... que la 'plata' (dinero) era lo de menos. No sabía qué decir... no quería creerle... ni decirle cuánto me había dolido sus palabras anteriores... que me habían desquebrajado y hasta hecho sentir la peor basura del universo...
 
Callé y volví a salir... me puse a fumar de nuevo fuera de mi casa, ya que dentro no me es permitido... o nunca lo he hecho... salvo en reuniones. De vuelta pensando... de vuelta quejando... ¿Por qué? me decía... ¿por qué no logro ser un chico normal... alguien que disfruta de la vida... que ríe, chonguea y logra entablar relaciones (amicales) por aquí y por allá?
 
¿Por qué no puedo contar lo que me pasa realmente? ¿Por qué continuo con esta máscara de orgullo y resentimiento? Me estoy haciendo daño... lo sé, me doy cuenta de ello... pero no puedo evitarlo... prefiero hacerme daño a mostrarme vulnerable... a que me vean llorar... a que noten mi inseguridad... todos piensan que soy un chico fuerte, seguro, que sabe lo que quiere... cuando en realidad es todo lo contrario... y mientras esto pensaba, una canción mis labios cantaban:


 "The worst thing I could do (Lo peor que puedo hacer)"
 
 
Puedo a todos coquetear...
provocar por debilidad...
acercarme por interés...
prometiendo ser fiel...
después dejarlo así no más...
es algo que no haré jamás.
 
Puedo otra noche esperar...
a que llegue ese chico ideal...
así perder la razón...
y apostar por una ilusión...
que sé que no llegará.
 
Puedo herir sin compasión...
por desprecio o rencor...
pero no, yo no soy así...
pues sé llorar y sé sentir...
algo que nunca ustedes sabrán...
 
Pero que me vean llorar...
es algo que nunca pasará!
 
 


 
 
 

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Sin rumbo

 
 
 
Sin rumbo, frustrado, extrañado... así me encuentro estos días... sin ganas de hacer nada, pero quejándome por ello. Vaya donde vaya, ya no disfruto de nada... hice un retiro esperando encontrar paz... la encontré dentro, pero una vez fuera los problemas empezaron a atacarme... dejándome sin fuerzas... sin salidas... solo... y deprimido.
 
No paro llorando, bueno así fuera... paro serio, desganado... lo más curioso es que parece que nadie puede percatarse de eso... me refiero, nadie ve que mi sonrisa es falsa... cuanta razón tienen cuando dicen que nadie sabe lo de nadie. Quisiera que alguien viniera y me diga "todo va a estar bien"... pero sobre todo, quisiera creérmelo.
 
Me siento frustrado
 
Por qué frutrado... porque siento que no he hecho nada por mi vida. Estoy dejando (temporalmente) una carrera que ya no llena mis espectativas ni me llena de satisfacción. Sintiendo que al que he defraudado ha sido a mí mismo al no haber pensando antes qué hacer con mi vida... para qué era bueno realmente... qué era lo que me gustaba... cual era mi verdadera vocación.
 
Es tonto pensar así, lo sé... me recuerda cuando tenía 18 años y me sentía viejo... ¿por qué? pues porque sentía que en mi adolescencia no había hecho ciertas cosas que me hubiera gustado hacer... no había tenido ciertas experiencias que gran mayoría de adolescentes habían llegado a tener. Cosas y experiencias que tuve después de.
 
Volviendo a mi hoy, siento mi futuro incierto... mi sueño siempre había sido tener una carrera, trabajar e independizarme (salir de mi casa). Recuerdo que cuando tenía 15 años, decía que me iría de la casa al cumplir los 18... pero llegue a dicha edad y me dí cuenta lo equivocado que estaba, que no era fácil salir cuando no se tenía nada.
 
Una casa vacía
 
Mis padres han comprado un departamento para vivir nuestra familia (con esto quiero decir: ellos, mis hermanos y yo)... siempre fue el sueño de mi madre salir de la casa actual, pues desde siempre hemos vivido en la casa de mi abuela paterna. La nueva casa está terminada y lista para mudarse a ella... pero yo no quiero.
 
No quiero porque siento que no lograré alcanzar mi madurez si me mudo con ellos... cada vez que salimos, parezco un adolescente en lugar de un joven (fuera de apariencia, en el comportamiento). Como todo me dan, nunca tengo la necesidad de luchar por algo... por ello quiero irme ya... pero la respuesta de mi padre ha sido tajante y hasta dura... me ha dolido lo que ha dicho... desde entonces, me he distanciado.
 
Hemos ido a ver "nuestro nuevo hogar" y solo he sentido fastidio, rencor... no quiero estar en un lugar donde no me sentiré agusto... pero tengo que ser realista, no tengo adonde ir. No tengo dinero ahorrado para empezar una vida por mi cuenta... y hasta que esto ocurra, tendré que acomodarme a las reglas... fingiendo que todo está bien, viviendo en una casa vacía.
 
No me puedo enamorar
 
No logró sentir ese sentimiento por nadie que no sea por aquel que no me hace caso. Es irónico, pero cierto... me empecino por aquel que me hace dudar... en cambio me alejo de aquel que demuestra un interés total. En un mundo donde el sexo es tan fácil de encontrar, el amor es duro de hallar... y no me refiero por otros, sino por mí.
 
El chico con el que había estado saliendo... pues lo llamé tras sus insistentes 'timbradas' (llamar y cortar) a mi celular (móvil)... pero le he dicho que no podemos vernos por el momento porque ando con la cabeza en un nido. Y la verdad es porque no creo sentir algo por él... sé que para que surja algo hay que darle tiempo, pero soy tan miserable... no me gusta esperar.
 
Tengo un corazón gitano, vulnerable... pero no intencional... quizás cobarde, miedoso, temoroso... o qué se yo. Pero juro y rejuro que no intencional... aunque eso no es lo peor... lo peor es que aún recuerdo al otro.
 
 
Under attack, I'm taking cover...
they're on my track: both parents, one lover...
thinking nothing can stop them now...
should I want to, I'm not sure I would know how!
 

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Me atacarán!

 


No sé como hacerlo, no hallo solución...
vivo en una gran tensión...
y cada día el yugo está más fuerte...
demasiada presión.

Me creía listo, pero no, no lo fui...
sin las tácticas perdí...
es como arrebatarle un dulce a un niño...
ahora van tras de mí.

Me atacarán, cuando me atrapen...
me harán hablar, pues no hay escape...
alguien pueda oír, por favor...
que me ayude a salir porque va a estar peor.

Me atacarán, ay cuanto agobio...
son mis papás, después el novio...
ahora nada los va a parar...
si se van tras de mí, voy a confesar!

Algo tan absurdo, como puede ser...
debería hacerles ver...
que yo inventé mi propia pesadilla...
solo quiero correr.

No quería esto y hoy me siento mal...
la caída es mortal...
por qué entré en una calle sin salida...
un desastre total!

Me atacarán, cuando me atrapen...
me harán hablar, pues no hay escape...
alguien pueda oír, por favor...
que me ayude a salir porque va a estar peor.

Me atacarán, ay cuanto agobio...
son mis papás, después el novio...
ahora nada los va a parar...
si se van tras de mí, voy a confesar!

Mis papás: Las palabras duelen más que los golpes... te dicen "te apoyaré en todo", pero llegado el momento no lo hacen... si tomo malas decisiones hoy, me arrepentiré mañana quizás, pero seré feliz... yo sé que sí. Pero él no lo ve... él solo ve lo tangible, yo veo más allá... él no. Los años pueden haberle dado experiencia, pero no sabiduría.

El novio: No le he llamado desde que he vuelto... él tampoco lo ha hecho. Quiero verlo porque necesito ver a alguien... necesito estar con alguien... pero me hace bien el no verlo. Pedí perdón, pero creo que no es suficiente... es tomar una decisión y mi decisión no está clara... pero mi convicción sí.

"Me atacarán"



Así me encuentro el día de hoy!

viernes, 9 de noviembre de 2012

¿Estoy jugando o qué?




¿Alguien sabe la diferencia entre la decisión correcta e incorrecta?

 
Hace poco conocí a alguien con quien he estado hablando (vía mensaje de texto) y saliendo en ciertas oportunidades. Él es un chico de 19 años, aunque físicamente parece de 16 ó 17... es lindo (en el buen sentido), tranquilo, noble. Lo conocí de casualidad en una calle conocida por ser transitada por gays que buscan un ligue o algo.

No, él no buscaba eso y a decir verdad, yo tampoco. Me contó que se estaba dirigiendo al paradero para tomar el bus que lo llevaría  a su casa, cuando me vio y por eso se quedó allí... le conté que estaba allí esa noche porque estaba aburrido y... porque me sentía solo. Justo en el momento que pasó, me encontraba con mi 'celular' (movil) acordando con un amigo nuestra salida por halloween... cuando lo ví.

Al principio me llamó la atención porque era raro encontrar a alguien como él en aquel lugar (no soy 'caserito' (que frecuento mucho), sino que las pocas oportunidades que había pasado... me iba, pues ninguno me agradaba)... y como se paro en determinado lugar, me acerqué para hablarle. Entramos a un 'telo' (hostal, motel, lugar de paso) cercano, pero no pasó nada... esa fue su condición al momento de ingresar: nada de sexo.

A decir verdad, como ya mencioné, no quería nada... y si entré con él en ese momento, fue porque algo dentro de mí decía: "¿cuándo tendrás otra oportunidad para llevarte uno así?"... pero una vez dentro y luego de una charla... la misma voz en mi cabeza decía: "es un niño... no puedes hacerle esto"... y por eso no pasó nada.

Era Lunes y aún así nos quedamos hasta altas horas de la madrugada (del Martes) allí... después, salimos y caminamos por las calles vacías... intercambiamos números y prometimos volvernos a ver. Nos mensajeamos (vía celular o movil) los días siguientes... hasta que volvimos a salir, esta vez a comer... terminando por ir al mismo 'telo' de nuevo, pero sin llegar a más que besos y caricias.

En nuestra siguiente cita, fuimos al cine a ver "Actividad Paranormal 4"... estuvimos tomados de la mano pese a que había gente alrededor... y le robé un 'pico' (beso de labios) en la oscuridad del cine. Saliendo del mismo, él se fue a casa de un amigo que le había llamado y yo me fui a mi casa, pues ya era tarde... llegando, le envie un mensaje pidiendo que se cuide... a lo que respondió que ya se estaba regresando y que la había pasado bien conmigo. Para qué negarlo, me sentí feliz al leer esto.

Desde entonces no nos hemos vuelto a ver... apenas hubo un mensaje ayer por parte suya... pues por la mía, no sé. No estoy enamorado de él ni nada por estilo... había hablado de esto con unos amigos y todos ellos me dijeron que lo intente... que no perdía nada. Pero no sé si seguir haciéndolo, pues parece que él está recontra enganchado conmigo... y yo, pues no.

No entiendo porque me pasa esto... es decir, cuando tengo la posibilidad de llegar algo concreto con alguien, simplemente se me va la emoción. A veces creo que me gusta sufrir... si este chico se hiciera 'el difícil' (que no quiere nada) yo estaría empecinado por él (como lo estuve por Geancarlo, Criss o el mismo Daniel)... pero como noto su interés, pierdo el mío. ¿Por qué soy así? ¿Estoy jugando o qué?
 

sábado, 3 de noviembre de 2012

¿Qué juego estoy jugando?




Te ví una vez y aunque corto fue, bien me caíste...
sabía que debía dejarte, pero algo en tu mirar...
me hacía desearte.
 
La primera vez fue casual, tonto y hasta aburrido...
pero la segunda, fue totalmente distinta...
no mágica, simplemente... distinta.
 
Siempre fui un caso imposible...
nadie podía alcanzarme...
aunque lo intentaban...
siempre llegaba a desencantarme.
 
Por eso hoy quiero saber...
 
Si es un juego o qué
¿Significa algo para mí?
¿Es un juego o qué?
¿Llegaré a sentir tu latir?
 
Dime pues... porque debo saber
un chico soy... que empieza a crecer.

Me haz hecho hablar...
incluso reír...
y hasta sentir...
lo que me gustaría sentir.

Si confio en ti,
¿me harías caer...
encontraría paz...
o pasarías como los demás?

Solo tú puedes saber, pues yo no sé...
si es un juego o qué. 
 
 
No tengo ninguna historia qué contarte...
con quien compararte...
solo con aquellas que no llegaron a compenetrarse.
 
Sin embargo, no te aseguro nada...
empezaste siendo un dolor de cabeza para mí...
de hecho lo sigues siendo...
pero lastimosamente, cada vez menos.
 
Por eso quiero saber...
 

Si es un juego o qué
¿Significa algo para mí?
¿Es un juego o qué?
¿Llegaré a sentir tu latir?

 
Dime pues... porque debo saber
un niño soy... que empieza a crecer.

Me has hecho hablar...
incluso reír...
y hasta sentir...
lo que me gustaría sentir.

Si confio en ti,
¿me harías caer...
encontraría paz...
o pasarías como los demás?

Solo tú puedes saber, pues yo no sé...
si es un juego o qué. 
 

"The Name of the Game (el nombre del juego)" 
  

 
 

domingo, 28 de octubre de 2012

Cuando vamos más allá del sexo!

 
*antes de leer, pon play al video de abajo y leelo con él*
  
Y allí estaba yo, parado en la pista de baile, observando... mirando a aquel muchacho que podía considerar como la perfección hecha por Dios... a la medida de como a mí me gustan... delgado, bronceado, con un buen corte de cabello, quebrado.


El día había empezado como cualquier otro... me levantaba tras la quinta o séptima gritada de mi padre... eran ya las 2 de la tarde y yo recién abría los ojos. No había desayuno que tomar... solo quedaba esperar la hora de almorzar... pero mi madre, como todos los fines de semanas, no había preparado nada... me senté, entonces, a mirar un poco de televisión en la sala de mi casa... mientras esperaba que me dieran dinero para ir a comprar comida en algún restaurante del lugar.
 
Por obra del espíritu santo, mi tía se compadeció de este chico tan olvidado y le convidó un plato de comida... aun cuando mi madre me había dado para comprar 'menú', preferí comer lo que me habían ofrecido. Todo estuvo rico, lastima que fuera poco... apagué el televisor y prendí la 'laptop' (portatil)... me puse al tanto de lo que había en las redes sociales... me puse a leer historias de una página que suelo leer... y después de ello, me quité la ropa para meterme a la ducha.
 
Terminé de ducharme, salí de la ducha... me rasuré y fui a mi cuarto a cambiarme. No había nadie en mi casa... por lo que podía andar desnudo sin ningún problema. Me puse la misma vestimenta que me había puesto el día anterior... no quise darle importancia a lo que usaría, ya que al lugar donde iría... eso era lo que menos importaría. Mi padre llegó antes de tiempo, para variar... así que diciendo una de las tantas mentiras que suelo decir... logré salir de allí sin protestar.
 
Fui a un lugar donde había querido ir con anterioridad... la regla era que al ingresar al establecimiento uno debía desprenderse de todas sus prendas... accedí, pero le dije al que me recibió que me quedaría con los boxers puestos. Una vez dentro nada quedaba a la imaginación... nadie tenía como ocultar sus 'rollos' o su falta de carne... los más afortunados mostraban con orgullo su artillería pesada... mientras otros, mostraban lo que les resguardaba. Yo no temía mostrar, el boxer era para intrigar nada más.
 
Me adentré en sus profundidades... y en la oscuridad total, empecé a sobreguardar mi ingenuidad. Las horas pasaron y con ellas, cosas que no voy a contar... llegó así el momento de retirarme, sin saber adonde realmente. Era ya de noche y no sabía donde más acudir... mi casa no era lo que tenía en mente...  y así fue como terminé acudiendo a aquel sitio donde mis fortunios e infortunios siempre terminan combinados.
 
Llegué, me fui a la parte más oscura de la estancia... y en ella encontré a un amigo, más conocido pero amigo al fin y al cabo. Le alenté para que vaya por lo que había venido... mientras yo iría por lo mío. ¿Lo mío? bah! no había... salvo uno que había visto al momento de ingresar, pero no tomé importancia. El tiempo corría y yo seguía en lo mismo... llendo de atrás para adelante para ver quien se adentraba a las profundidades conmigo. Mi amigo había conseguido obtener lo querido, pero yo no...  así que nos fuimos al espacio que habían ambientado para pista de baile... sin imaginar que al frente estaría el chico más guapo del lugar.
 
Y allí estaba yo, parado en la pista de baile, observando... mirando a aquel muchacho que podía considerar como la perfección hecha por Dios... a la medida como a mí me gustan... delgado, bronceado, con buen corte de cabello, quebrado. Deseé con todas mis ancias siquiera obtener un beso de esos labios perfectos... dar un abrazo a ese cuerpo que me había dejado maravillado... pues no podía llegar a más, ya que para entonces... ya me había desgastado.
 
Entonces sucedió... ese chico que tanto había observado se dirigió al lado oscuro como había querido... mi oportunidad había llegado, pero con ella también mi suplicio. Él esperaría una reacción lógica de mi parte... reacción que yo no iba a poder darle... pero de todos modos preferí intentarlo y capaz morir en el acto. Me apresuré, pues no era el único que lo buscaba... el espacio estaba repleto, pero no impidió que mis manos llegaran adonde querían llegar.
 
Por fin mi cuerpo había podido llegar al suyo... pese a que mi reacción era casi nula, eso ya no importaba... mi cometido estaba dado... quizás no como lo esperaba, pero dado sin ningún preambulo. Pero de pronto todo cambio... un simple gesto basto para producir en mí una extraña sensación... una combinación de tristeza con soledad... ¿era suya o mía? no lo sé... pero aquella sensación había dejado en mí un pensamiento: "aun la cosa más insignificante puede sentar mejor... cuando vamos más allá del sexo y la pasión".
 
 
"Sad Romance (Violin)"


 
 

viernes, 26 de octubre de 2012

Dios, religión, homosexualidad y más!

 
 
 
Hace tiempo que he querido escribir, pero no había podido... no por falta de tiempo, sino por falta de consistencia en mis palabras. Luego de lo escrito en mi post anterior, el comentario de mi amigo sobre su homosexualidad, acudí donde la mamá de mi amiga perteneciente a mi comunidad, quien es la única que sabe lo mío. Pero no encontré la respuesta que yo esperaba...
 
No diré que dijo, solo diré que me decepcionó su respuesta y a la par, me confundió... tanto como para dudar si seguir yendo a dicha comunidad... y a todo relacionado con Dios en general. Estaba tan confundido que buscaba una respuesta en internet sobre la homosexualidad... y leía los comentarios de algunos bloggers... pero lo único que dí fue que todo el mundo decía lo que le convenía...
 
Nunca se escuchará a un homosexual decir que lo que dice la biblia está correcto... como nunca se escuchará a alguien amante de la misma que la homosexualidad está bien. Todo el mundo dirá y buscará constatar su pensamiento agarrando cosas, muchas veces fuera de contexto, por conveniencia. Si la homosexualidad está bien o no... creo que no es mi 'bronca' (problema)... es cuestión de quien lo vea.
 
¿Qué creo yo?
 
Yo creo... pienso... acredito... que el problema de todo es y siempre será el sexo (hablo de las relaciones sexuales). Lo que la biblia u cualquier otro libro de religión habla no es el hecho de sentir, sino de hacer... no dice "que el varón no sienta algo por otro varón", sino "que el varón no se acueste con otro como si se acostara con una mujer"...
 
Todo parte de allí... aunque muchos teólogos afirman que esta traducción está errada... además, según leí en internet, Santo Tomás (un santo de por ahí... la verdad no sé quién es), habla del sexo no como 'necesariamente medio de procreación' sino como un 'acto de entrega, de amor'... y aquí es adonde me dirijo. El problema muy frecuentado en la homosexualidad es la fornicación, y mucho más que ello, la promiscuidad...
 
El tener sexo por tener, donde no hay deseo de hacerle un bien a la otra persona, sino por el contrario, satisfacer un simple deseo, es donde está mal... muy diferente al deseo de entregarse a una persona por el simple hecho de comunicarle su amor... ahora, no le vas a entregar tu amor a más de uno... claro significaría a uno solo.
 
¿Y esto lo cumplo?
 
No, porque como todo ser humano soy imperfecto... y no pido un tratamiento especial por ello, pero sí un análisis real... ¿podrás tirarme la primera piedra? Hay muchas cosas que no he contado... y que si lo hago, observo reacciones contrarias a lo esperado. Admito que me he dejado llevar muchas veces por mis deseos... lo sigo haciendo... mas quién no hace eso. No me justifico, pero pretender decir que soy 'santito' no es lo correcto.
 
Él sabe!
Yo prefiero siempre no juzgar si observo a otro haciendo cosas que para mí no está bien... porque yo no tengo todas las respuestas... en sí, ¿quién las tiene? Ayer estaba viendo en la televisión la película "Ángeles y demonios" y una respuesta de uno de los clérigos me llegó a fondo: "la religión es imperfecta porque el ser humano lo es". Nunca encontraremos una religión o lo que sea perfecto.... y decir "soy ateo" tampoco me parece lo correcto.
 
No esperaba escribir tanto... mucho menos hacerlo como si escribiera un informe... pero necesitaba desahogarme... hablar de la confusión que he tenido en estos últimos días... de cómo llegue a dudar de la fe que creía fuerte tener. Leía todo relacionado a esto... y lo que más me jodia era la típica respuesta que los homofobos dan: "Dios creo a Adán y Eva... hombre y mujer, no más". Y yo pregunto, ¿en verdad creen en esa historia? ¿qué hay sobre la teoria de la evolución, del big bang?
 
Yo no creo que estos últimos se hayan dado de la nada... para mí, sí debio ver un Dios quien fue formando todo esto... pero creer que creo como por arte de magia a Adán y a Eva, no. Además que he encontrado errores en el génesis... errores que no diré porque no pretendo fomentar confusiones ni peleas... más de las que ya hay. Además, quién dice que después de esta vida no hay otra más... no hablo de reencarnación... sino que, quizás, haya otro escalón que hay que pasar para llegar a la plenitud del alma.
 
En conclusión
 
Es mi pensamiento y no acepto contradicción... acepto comentarios al respecto, pero pido respeto a mi teoría, a mi filosofía... que muchos podrán tildar de 'convenida', pero ¿quién no es convenido en esta vida? todos buscan justificar sus acciones... en vez de aceptarlas y decir yo me he equivocado en esto. Yo sigo a Dios, creo en sus enseñanzas y acepto que yerro en muchas de ellas... pero creo más en su misericordia que en su condena!
 
 
Dicen que la ira es pecado capital...
y la biblia habla de la ira de Dios...
esto quiere decir...
¿Dios es pecador?
jeje! 
 

lunes, 15 de octubre de 2012

Nada interesante!



No había escrito nada ya, sentía que no había nada que contar... como había dicho, mi vida se había vuelto no-interesante... con esto quiero decir que "no estaba haciendo nada para decir que estaba haciendo algo productivo con mi vida". Los días los sentía volar... que se me iban mientras que yo seguía acá... sin hacer nada...

La universidad me empezaba a abrumar con los trabajos... sobre todo los relacionados con el periodismo (que por cierto detesto porque no es donde pienso especializarme). No tengo problema con el hecho de hacer una entrevista o un reportaje, de hecho soy bueno en eso... sino el tener que contactar entrevistados, insistirles, sacar permisos... todo ello es lo que me aterra... y aún no termina pues la entrevista aún no se ha realizado.

Fuera de los trabajos, en la universidad andaba todo mal... no por los cursos (que por cierto no estoy del todo bien, pero aun no mal) sino porque paro solo en este nuevo salón. Ha pasado más de un mes desde que empecé este ciclo y aún no tengo un círculo social... todos mis amigos se encuentran en ciclos superiores y por eso no los veo. Siempre me había costado socializar, pero tampoco es algo que me desvela... he tenido oportunidad de hablar con mis compañeros motivo de los trabajos grupales... pero de allí a tener con quien hablar... y a esto me refiero "tener con quien compartir lo que me pasa", pues no.

El que ha empezado a buscarme es mi amigo Rogger... con quien lastimosamente por falta de tiempo, no he podido salir. La última vez que lo ví fue hace poco porque fue cumpleaños de nuestro amigo Erick... a quien, sus amigos, le habían organizado una reunión sorpresa en una conocida pizzería. Después que ellos se fueron, me quedé con Rogger y lo convencí para entrar al cine en la última función que, pese a la hora, estaba arrebatada.

Este último fin de semana, mi mamá volvió a hacer retiro en la comunidad donde participamos... fue muy bonito porque siempre quise que fuera ya que en 7 años, el retiro había cambiado bastante. Sentí mucha emoción el poder estar allí para ella... como le dije, le agradezco bastante por todos estos años que me soporto mis deprisiones, desiluciones, amarguras, frustraciones... y siempre estuvo allí para mí.

En dicho retiro me encontré con mi amigo que había ido la vez anterior y yo no sabía... me contó lo que había vivido, cómo lo había vivido... y un percance el mismo. Mi amigo es gay y había ido con su pareja... pero por algún motivo, los dirijentes lo sacarón para hablarle pues le preguntaba si era gay ya que mucho lo miraba al otro. La verdad no entendí muy bien cómo lo sospecharon... pero me dio 'cosa' todo ello, no me conviene que sepan lo mío. Las religiones (y digo 'religiones' no Dios) no aceptan la homosexualidad... y hacerles entender es muy difícil.

Una frase que me dijo y me dejó perplejo fue "si ser gay es pecado, entonces peco con alegría... pues me siento feliz de serlo". Aceptar mi homosexualidad fue al comienzo difícil, pero al hacerlo fue porque dije "qué me queda" y no porque fuera feliz de serlo. Pienso que ser gay de joven puede estar todo normal... pero cuando llegas a la adultez... allí será la 'vaina'. No sé, podría decir muchas cosas... pero ninguna reflejará lo que realmente pienso de todo esto.

viernes, 5 de octubre de 2012

¿Qué voy a hacer? (Under attack)





No sé que más hace ni a dónde, debo ir...
no lo puedo resistir...
y cada día todo es tan fuerte...
ya ni sé qué decir.


Me creí listo pero no, no lo fui...
sin las tácticas perdí...
era como arrebatarle un dulce a un niño
ya no hay donde huir.


¿Que voy a hacer?... estoy bajo ataque
voy a estallar... me hicieron jaque.
Puede alguien oir, porfavor...
y me ayude a salir antes que se torne peor!


Quiero escapar... de este agobio
allí está... mi corazón ya roto.
Y pienso nadie podrá parar
el dolor que pronto me embargará !


Y es que al final nadie pudo ver...
la tristeza en mi ser...
vivía toda una pesadilla...
qué horrible que fue!


Lo peor es que yo mismo me lo busqué...
en sus mentiras me enredé...
me fue engañando lentamente...
atrapado quedé!

¿Que voy a hacer?... estoy bajo ataque
voy a estallar... me hicieron jaque.
Puede alguien oir, porfavor...
y me ayude a salir antes que se torne peor!


Quiero escapar... de este agobio
no hay nadie más... me dejaron solo.
Y pienso nada detendrá
el dolor que empieza a cicatrizar!


 (música)

Under attack... i'm feeling crazy...
i don't know why... i'm still waiting...
to an answer that i really know...
it's never, never, gonna come!


Under attack... i can't take it...
and my heart's... just been breaking.
Now nobody can bring it back...
and give it the peace, that was denied.



"No habrá cuartel en este ataque"
(El texto está escrito en este tono)



sábado, 29 de septiembre de 2012

El día que nunca termina (Explicación)!

 
 
 
Es sábado y debería escribir algo... quizás explicar el último post o simplemente hablar de algo más... la verdad no hay mucho que contar, mi vida se ha vuelto... no rutinaria, pues eso significaría que hago lo mismo todos los días... simplemente la llamaría no-interesante: No he salido a ningún lugar, hay días que no tengo con quien hablar... hay otros, donde siento que los días pasan y pasan y yo sigo sin hacer nada... como hay otros que me tengo la extraña sensación de que estoy bien.
 
A razón del post anterior... fue una reflexión que se me ocurrió sobre este tema tan complicado como es el bullying... va dirigido a aquellas personas que se creen mejores por molestar o hablar mal de los demás. Aunque luego me pongo a pensar, un tarado/una tarada jamás tendrá la suficiente inteligencia para leer esto... pero soy blogger, no vlogger y no tengo donde más poder hablar. En cierto modo, creo que todos hemos cometido bullying sin darnos cuenta... cuando hablamos mal a las espaldas de alguien, cuando miramos mal, cuando no saludamos por puro placer... son formas indirectas de bullying, verdad?
 
La otra razón del post es que estoy encargado de remodelar lo que será el retiro de adolescente que se celebra siempre a fines de año en mi comunidad. El año pasado, tuve la gracia de hablar ante 500 adolescentes sobre estos temas... este año no sé si puede hacerlo, pero sea yo o alguien más quien salga al frente... voy a ayudar sugiriendo los temas a tratar y el bullying es uno de esos temas que quiero que se toquen... que vaya dirigido tanto a los que lo han sufrido como los que lo han practicado.
 
Pero es un tema bastante complicado, pues los adolescentes son muy 'cerrados de mente'... quiero decir, que creen saberlo todo (cuando les dices algo siempre responden "ya lo sé") cuando muchas veces no es así. Si realmente supieran lo que dicen, se darían cuenta cuánto daño pueden causarle a otra persona con sus palabras, acciones u omisiones. Cuánto daño se hacen a sí mismos al seguir al resto por el simple hecho de querer ser "aceptado" en el grupo. Son temas muy complicados a tratar y para ello hay que tener tino.
 
Por eso me puse a buscar información sobre este tema y me topé con un video documental... se trata de una grabación ficticia de un chico que fue víctima de bullying... donde muestra como sus agresores lo maltratan tanto a él como a otros. Esto me sensibilizo y por eso escribí el post anterior... porque si algo debo reconocer es que en mi último año escolar fui víctima de bullying psicológico. Fue muy difícil para mí pasar esa etapa de mi vida... agradezco a Dios al poner personas a mi lado que me apoyaron sin saber exactamente lo que me pasaba... y sobre todo por darme la madre que tengo... quien con sus fuerzas me motivó a seguir adelante y no rendirme jamás.
 
Sé que no todos tienen la suerte que yo tuve... el apoyo de mi madre, que nunca supo lo que me pasaba en la escuela, pero siempre estuvo allí para levantarme... como el de mis amigos de mi comunidad, quienes tampoco supieron lo que realmente me pasaba, pero su compañía me hizo sentir participe de un grupo nuevamente. Es por eso que quiero ayudar... si con mis palabras o testimonio puedo darle esperanza a alguien que lo necesita, pues allí estaré. Dar entender que realmente un día se podrá mirar atrás y que al hacerlo, una sonrisa nos iluminará... pues pasamos lo que pasamos... vivimos lo que nos tocó vivir... pero no nos quedamos allí.
 
Y si es posible ayudar a alguien a través de este blog, también lo haré. Hacer entender a otros que hay cosas que nos toca vivir, pero no podemos quedarnos allí. Son cosas que pasan y que pasarán... pues detrás de la tormenta siempre sale el sol... y viceversa. Pero que no permitan que se les tilde o etiquete en algún lugar... que se atrevan a sentirse bien consigo mismos. Aunque sean callados o tímidos... el escuchar a alguien decir "me gusto como soy" es realmente de admirar... y no a aquella persona que se deja moldear por las leyes de su suciedad que le embarga y no la deja pensar.
 
 
Le damos mucha importancia a los demás
cuestionado mucho nuestros errores
en vez de conformarnos con nuestros propios perdones!
 
 

sábado, 22 de septiembre de 2012

El día que nunca termina! (Bullying)

 
 
 
 
Cada día que pasa es lo mismo... mi mamá entra a mi habitación gritando para que me levante, me aliste y vaya a estudiar... pero yo, yo sólo quiero seguir acostado, durmiendo, soñando... 'echado' en la seguridad de mi cama. Mas mi madre insiste e insiste que me levante... no puedo volver a conciliar el sueño entonces... vencido ante tanta insistencia, me levanto... pero es como si no lo hiciera realmente.
 
Me cambio de ropa, me peino, me arreglo... pero aún así, no me siento agusto con mi cuerpo. No soy como los otros, ojala lo fuera... cada mañana siempre veo una imperfección distinta en mi rostro... un nuevo grano que se une al resto... o una mancha que se formó producto de haberlos apretado. A veces me preguntó para qué preocuparme tanto en la ropa que voy a usar, si nada me hace ver bien. Soy feo, nada lo va a poder ocultar...
 
Desayuno poco o desayuno mucho... no importa, por más que me esfuerce por adelgazar o por engordar... mi cuerpo siempre sigue igual. Camino hacía la escuela sin motivación... voy pensando cómo será el día de hoy... y luego me digo "para qué hacerlo, si siempre es lo mismo". Tomo el bus que me llevará a aquel lugar donde debería recibir educación... pero en lugar de ello, solo recibo destrucción. A aquel lugar que es como el mismo infierno... pues es un martirio lo que vivo todos los días.
 
Llego entonces a aquel lugar... entro con miedo, asustado... me preguntó de qué forma me torturarán hoy... si imitarán mi manera de caminar, mi manera de hablar o simplemente se burlarán de mi cara una vez más. Me dirán que he subido más de peso... o me retarán a pelear de nuevo porque soy delgado y muy débil para ello...
 
Me detengo, entonces, la pienso... puedo irme a otro lugar... quizás a un parque solitario o un estacionamiento abandonado... podría acostarme y respirar un poco... sentir, aunque sea por un momento, paz en mi interior... mas después recuerdo... "no tendría cómo justificar la falta de hoy"... ni modo, no tengo opción, debo entrar...
 
Llego, me siento en mi asiento... y ni bien lo hago, siento el primer golpe... el primero de muchos que recibiré este día. Allí esta de nuevo, mi verdugo... aquella persona encargada de hacerme la vida imposible a través de sus burlas e indirectas. Pero después, alguien pasa por mi costado, es ella... la miro y pienso "es tan linda, cómo me gustaría hablarle, gustarle... pero ella nunca se fijaría en alguien como yo... ella buscará a alguien que vaya de acuerdo a su medida... alguien perfecto, no una basofia como yo".
 
La clase empieza, trato de prestar atención, pero nadie me deja... me empiezan a tirar cosas a la cabeza... comienzan a pegarme papeles en mi espalda... parece que el profesor está en complot con ellos, pues no les dice nada. Llega el receso, trato de comer mi emparedado... pero tampoco me dejan... trato de aislarme, pero son ellos los que no se alejan. Les encanta verme sufrir... les fascina ver mi cara de dolor, de vergüenza... a veces me pregunto si se darán cuenta.
 
Las clases siguen y los acosos igual. Todos me odian, hasta el director... ¿Por qué? ¿Por qué no hace algo contra aquellos que me molestan? ¿Por qué no ve que estoy sufriendo? ¿Acaso no se me nota? ¿No ven el martirio que estoy viviendo? Las chicas, 'de vuelta' (de nuevo), comienzan con su 'cuchicheo' (habladuría)... empiezan a inventar cosas de mí... a hablar mal a mis espaldas... quizás lo que dicen de mí es verdad... capaz y sí soy todo lo que ellas dicen...
 
Vuelvo a casa triste, solo... mi mamá me pregunta "¿Qué tal estuvo tu día?" ¡Vaya pregunta! ¿No ve en mi cara cómo me fue? ¿No ve que siempre llego meláncolico... con los ojos llorosos... con mis labios caídos? No, ella no lo ve... ella no sabe ni tiene por qué saber. Le sonrio entonces, y le digo "Bien"... me sonrie y se va. Entro a mi 'pieza' (habitación)... me acuesto nuevamente en mi cama... y cierro mis ojos con deseos de no volver a abrirlos más... pues sé que si lo hago, el día de mañana será igual!
 
 
"O dia que não terminou (El día que terminó)"
 

 
 
A veces me gustaría que ellos sintierán cómo se siente,
basta de bullying!
 

lunes, 17 de septiembre de 2012

Qué difícil se me hace!




Qué difícil es ser uno mismo... es ser fiel a sí mismo... es tener la conciencia realmente tranquila. 

Vivimos en una sociedad de apariencias, donde la falsa moral predomina... donde nadie tiene la verdad absoluta, pero creen tenerla... y por eso critican, por eso juzgan, por eso condenan. Que si tienes una oportunidad para hacer algo y no lo haces, dicen que eres un tonto por no hacerla... pero en cambio si lo haces, otros digan "y así juras que no haces ese tipo cosas". Cierto, hay personas que les 'llega' (no les importa) el que dirán... pero son muy pocos y, lastimosamente, yo no me encuentro dentro de ellas.

Qué difícil se me hace luchar contra esto... pues muchas veces tomo las cosas muy a pecho. Y así como yo, hay miles... solo que no lo dicen. Recuerdo la otra noche, salía con mis hermanos del cine y caminábamos por una calle desolada... mi hermano se puso a hacer 'babosadas y media' (tonterías)... pero al notar que al frente había una pareja en un carro estacionado, se detiene y dice "(la pareja) qué pensarán, ese chico es un retardado"... cuando de repente ellos ni cuenta se dieron, pero nuestra mente nos hace pensar que somos observados por todo lo que hacemos.

Qué difícil se me hace callar a mi mente... esa mente que me pone como el centro del universo y que por ello, pienso que todos notan mis defectos, cuando no es así... el único que se da cuenta soy yo... y si alguien lo hiciere, es porque realmente está viendo sus propios defectos. Como dice Anastassia Sfeir en sus videos: "lo que te desagrada de otros es lo que te desagrada de ti mismo... si ves que alguien tiene tal o cual defecto, lo sabes porque tú también lo tienes... solo que para que no se de cuenta que tú también lo tienes, te burlas o hablas mal a sus espaldas"... y concuerdo con ella, porque lo he notado en mí mismo.

Qué difícil se me hace dejar de ser muy exigente... cuando conozco a alguien, veo si tiene algún defecto para que no me guste... cuando en realidad, lo que estoy buscando es que no tenga mis defectos. A veces digo por qué soy así, por qué soy tan inseguro... mas luego pienso y doy gracias a Dios por ser así... ya que si no fuera tan inseguro como soy, probablemente sería más soberbio de lo que ya soy. Soberbio, sí, mi principal defecto... esa soberbia que me hace ver por debajo del hombro... pero que a la par me hace pensar que nunca estaré a la altura de tal persona o situación... y me lleva a bajar mi autoestima a niveles inimaginados.

Qué difícil se me hace tener confianza en mí mismo... pero más aún, ser humilde. Salir de esa zona de comfort que yo mismo me he puesto... dejar de ser esa víctima "pobre de mí"... pero sin olvidar que no soy mejor que nadie. Cambiar el "no puedo" por el "lo intentaré"... ya que es probable que no todo me salga bien, pero al menos tener la satisfacción de que lo intente. Hay quienes dicen que primero se debe pensar y luego actuar... pero yo prefiero, muchas veces, actuar y luego pensar... ya que si me quedo pensando, al final no lo hago. He ahí el por que yo prefiero mil veces pedir perdón que pedir permiso.

Qué difícil se me hace defender mi ideología, mis creencias... que creo en Dios y en sus designios... pero reconozco que soy humano y como tal, fallo... que no soy un santo, pero tampoco un diablo. Que con esto no pretendo justificarme, sino que soy realista... soy humano y fallo, pero a diferencia de esas tontas religiones que ponen a un Dios castigador... soy de los que creen que Dios es Padre antes que juez... que no condena tanto como dicen. Pero algo que yo sí condeno es la crítica... que me critiquen por decir o hacer algo que, según ellos, es incorrecto. Yo no tengo la verdad absoluta, quizás me equivoqué... pero nadie puede venir a lanzarme una piedra porque yo creo que Dios no lo hace.

Qué difícil se me hace aceptar un comentario en este blog... un comentario que tenga un punto de vista diferente, y muchas veces, contrario al mío. Culpa muchas veces de la soberbia, de querer pensar que lo sé todo cuando no es verdad... pues cuando logran romper este caparazón, llega, como un golpe, a mi interior. Qué difícil se me hace pagar piso en este mundo virtual... que me digan que hago bien o mal ante tal o cual situación... que me etiqueten a la primera por el simple hecho de haber leído sólo un post... y al leer otro diferente al anterior, me juzguen sin realmente saber. Qué difícil es hacer entender que la mejor manera de entenderme es no-entendiendome... pues soy tan raro como el título de este blog. 

Qué difícil se me hace mantenerme alejado de la transa y fornicación... cuando lo que en realidad busco es un poco de amor para cubrir mi inseguridad, mi timidez y mi soledad. Qué difícil es dejar de analizarme y solo vivir... qué difícil se me hace mostrar mi verdadero yo!


"Todo a pulmón (qué difícil se me hace)"



Qué difícil se me hace hacer entender a otros que
decirme "sólo sé tú mismo" no es suficiente!

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Una canción que exprese lo que siento!

 

 
Siempre hay una canción que exprese nuestro estado de ánimo... si la vida fuera un musical, creo que me faltaría canciones para espresar lo que siento!
 
 
El día de ayer ví la película "La era del Rock" (Rock of Ages)... según wikipedia tengo entendido, está basada de un musical de Broadway, ... ¿y por qué comento esto? Porque me sorprendió el escuchar las canciones que se cantaron allí... canciones que ya había escuchado antes (pues son canciones de los 80's), pero nunca había querido prestado atención a sus letras... fue muy bueno y para qué decirlo, me encantó la 'pela' (película).
 
Esto me hace recordar otra 'pela' (músical) la cual no tuve la oportunidad de ver en pantalla grande, pero que pude verlo cuando lo dieron por cable: "Mamma Mía" (del musical, también de Broadway para variar basado en las canciones del grupo "Abba"). Tengo que decir que me identifico bastante con las letras de este grupo y bueno, fue después de ver esta película que empezó a gustarme sus canciones... de allí saqué la canción "The winner takes it all" que para mí ha sido un himno por su contenido... y por la vivencia que he tenido.
 
En fin, como digo al principio, siempre hay una canción para cada estado de ánimo que tiene el ser humano... esto no es nuevo, al comienzo del blog, ya había hablado de esto (léase "Solo tus canciones"). Para mí, la música ha sido la escencia de la vida... soy de los que no le gusta una canción porque es popular... sino por lo que dice en sus letras. Obviamente, hay canciones que son pegadizas y que gustan para una noche de discoteca... pero una canción que exprese sentimiento (y no necesariamente amor o dolor, sino fuerza, coraje, amistad, soledad) son las que me gustan en verdad.
 
Canciones en la cual basar mi vida... no sé si a alguien le parece ridículo o infantil esto... pero no hablo de cursilería. Creo, y puedo dar fe, que soy una persona analítica... me deleito de una buena escritura, de una buena historia... como también de una buena canción... no una sin-sentido, sino una que diga o exprese lo que yo (por timidez) no soy capaz de hacerlo. Sé que como yo, hay muchos... uno de ellos es "Prince Of Shadows", un blogger que escribió un post hermoso sobre este tema.
 
Recuerdo que cuando niño tenía un diario... y ahora de joven, tengo un blog. Si Dios me hubiera dado la buena voz y el buen oido... lo mío hubiera sido la música y no la escritura. Pero bueno, no tengo ni uno de los dos... pero tengo la facultad de escuchar una buena canción y encontrarme en ella. Vivir fragmentos de mi vida en sus letras. Como dije, si mi vida fuera un musical... me faltaría canciones para cantar. Actuar en un musical, poder cantar... sería uno de mis grandes anhelos... pero tengo que ser franco, una buena voz no tengo.
 
En fin, no digo que la película haya sido un "wow"... sino que me gustaron las canciones vertidas en ella. Lo que sí digo es que siempre habrá una canción para el momento que se está viviendo... hay una canción para vivir una fantasía, una ilusión... un desamor. Para desahogarse tras un trago amargo... para encariñarse con el ser amado (ok! eso fue cursi, pero no tenía con qué rimar). Siempre hay una canción que denote emoción... y lo es más si salió del corazón, si fue escrito con sentimiento... y sellada con el amor (otra rima)!


"Thank you for the music"
 

 
 
Dicen que no podemos viajar por el tiempo...
pero con una canción, es como si lo hicieramos!

 

domingo, 2 de septiembre de 2012

El camino de la soledad!


Despierto y me veo caminando por una calle vacía en una noche oscura... tan oscura que nada se ve... tan silenciosa que se puede escuchar el caer de un alfiler... tan larga que parece que no hay fin... tan extraña que da miedo estar allí. Parece que no hubiera nadie a mi alrededor... yo solo camino y camino sin saber realmente a donde voy... camino y camino sin más no poder... a un lugar donde realmente no sé.

De pronto empiezo a escuchar algo... son pisadas, son pasos... son personas también caminando... parecen estar cerca de mí, pero no los logro ver... la luz es muy ténue y  hay neblina por doquier. Ellos caminan, al igual que yo, sin poder parar... sin saber a donde van... simplemente caminan por esa calle que a simple vista pareciera vacía... pero que en realidad está llena de gente... de muchísima gente.

"¿Por qué estoy aquí?" me preguntó... "¿Por qué estoy caminando?... ¿Por qué no paro?... siento mis pies, pero no me obedecen... quiero parar, pero camino aún más". Noto que deternerme no es una opción... que tengo que seguir caminando por ese lugar... oyendo pisadas a mi alrededor... pero sin saber realmente dónde están. "Deseo siquiera poder ver... saber dónde estoy... saber a donde voy" me sigo diciendo.

Reviso mis bolsillos para ver qué encuentro... y pese a no poder ver realmente, siento que tengo algo que me puede ayudar. Es largo, termina en punta... lo huelo "es cera" me digo... "es una vela, no me cabe duda. Espera, hay otro objeto, es rectángulo y pequeño... ¿será una cajetilla de fósforo?"... la abró y sí, sí lo es... pero me doy con la ingrata sorpresa que sólo hay un fósforo en dicha cajetilla.

"Tengo solo una oportunidad para prender esa vela... pero hace mucho frío y el viento está soplando... ¿y si no logro hacerlo?"... sé que tengo que intentarlo, pero me da miedo tratar... ¿Qué me pasa? ¡Estoy temblando! ¿Por qué? Solo debo hacerlo con mucho cuidado... sigo caminando, no me puedo detener... pero eso no parará mis deseos de saber. Raspo el fósforo con la cerilla con mucho cuidado... ¡Prendió! Bien, ahora con mucho cuidado debo prender la vela... será mejor no respirar, será mejor con mucho cuidado intentar...

Y en la desnudez de la luz, yo pude ver... a más de mil personas caminando también... todos van en una sola dirección... con la cabeza agachada, caminan como robots. La gente conversaba sin hablar... la gente oía sin escuchar... nadie se ha dado cuenta que acabo de prender una vela en medio de tanta oscuridad... nadie se ha dado cuenta de su luz... todos tienen la mirada medio ida... como que no saben tampoco por qué están acá... están confundidos como lo estaba yo.

Entonces algo empieza a suceder, siento que mis piernas al fin me empiezan a obedecer... pero tengo miedo de que al parar, los que están atrás mío me vayan a chocar... mas debo intentarlo, así que paro. Me detuve en medio de la calle... los que iban detrás simplemente me bordearon y siguieron su andar... no se detuvieron ni alzaron la mirada... noté sus expresiones, era de preocupación... era gente preocupada, temerosa, confundida la que caminaba por esa calle que parecía vacía.

Empecé a caminar, entonces, para un costado... las personas me bordeaban, pero no se detenían para nada... la luz de la vela no los cegaba... es más, podría asegurar que en realidad ni la notaban. Llego entonces a las paredes de esa calle... empiezo a caminar siguiendo la ruta de los demás, pero apoyado sobre esa pared. Y en un momento dado, llego a una esquina... había otra calle que la cruzaba, pero esa calle sí estaba deshabitada... toda la gente sólo caminaba por la calle que conocía sin voltear a ningún otro lugar... veo, entonces, que en esa esquina hay un letrero... me acerco a él y me quedo absorto al notar... que el nombre de la calle era "soledad"!


 "The sound of silence"




La gente camina muchas veces sin saber...
que otros, como ellos, están allí también!